Sacrilegio en la mesa

Gemma Marchena. Gazpacho con concentrado de tomate, jugo de tomate para bloody mary, sal de apio y pepino, pero convertido en vasito para servir. Esa es la receta del gazpacho del chef Robert Irvine, un británico ex marine que cada lunes se enfrenta al reto de hacer un banquete en difíciles condiciones en Cena Imposible. Lo sé. Ese gazpacho inenarrable es motivo suficiente para que se rompan las buenas relaciones diplomáticas con Gran Bretaña y de paso pidamos la devolución de Gibraltar. El pasado lunes, Irvine se enfrentó a la tarea de dar de comer a 300 chicas que practican el rollerball (carreras sobre patines con codazos y patadas) que además no querían utilizar cubiertos ni platos. Vamos, una exquisitez. A ese gazpacho que ha hecho llorar a más de un español se le unía también un pollo al curry al que le metió yogur de fresa “porque así suaviza el sabor” o una ensalada de salmón servida en cucuruchos de helado. Y de postre, helado de menta con galletas Oreo machacadas y chocolate derretido por encima. Una exquisitez, vamos. Pero claro, se me olvida que Cena imposible se emite en Energy, el canal de los machotes que no están por comer con palillos ni delicados (y empalagosos) cupcakes. Por cierto, a las chicas les pareció un banquete maravilloso y se chupaban los dedos y yo me quedé fascinada ante semejantes delitos gastronómicos. Ya tengo plan para los lunes.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

06

07 2013

La publicación de comentarios está cerrada.