Cúpula hormonal

Javier J. Díaz. Antena 3 estrenó el lunes pasado su serie otoñal que viene de ser la serie veraniega en Estados Unidos: La Cúpula. Ciencia-ficción en la tierra, sin marcianos (de momento) pero con un enigma ya de entrada gigante y cóncavo en sus dos primeros episodios.
La producción huele un poco a telefilme americano, con actores jóvenes de segunda fila y alguna que otra vieja gloria secundaria. Los primeros dos episodios sirvieron para mostrar el misterio principal: Por qué unos habitantes de un pueblo sin ningún tipo de trascendencia en el mundo se ven aislados por una cúpula repentina que al caer a la tierra parte en dos animales, brazos, piernas, seres humanos y todo lo que se encuentra en ese momento por medio. Además del genérico, todos los habitantes tienen un misterio personal que sobre vuela sus identidades (lo que recuerda a una mezcla de Lost y Crepúsculo, porque parece que todos ocultan algo o en caso contrario mueren). Se empieza a intuir que eso se enriquecerá este lunes con un poquito de la esencia de Melrose Place, porque es cuestión de capítulos que las hormonas sustituyan al oxígeno dentro de la cúpula, visto lo visto el pasado miércoles tras observar un rubio guaperas, una periodista Top Model, una adolescente ‘lolita’ y un psicópata juvenil muy revolucionados debajo del mismo techo.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

06

09 2013

La publicación de comentarios está cerrada.