Preadolescentes noctámbulas

Amaya Michelena. Los padres que tenemos hijas preadolescentes estamos condenados a tener prácticamente a todas horas sintonizado el canal de Disney porque la todopoderosa productora norteamericana ha sabido como nadie dar en el clavo a la hora de convertir a chicos y chicas en ídolos de multitudes infantiles. El fenómeno del niño prodigio es su hábitat natural y saben explotarlo hasta la extenuación en forma de series de televisión, discos, conciertos y merchandising que causa furor. Detrás de la meteórica carrera al calor de Disney van quedando las cenizas de los que un día fueron estrellas de la casa, unos con más fortuna que otros. Ahora la protagonista del culebrón de turno es Violetta, una chavala argentina más bien sosita que estrena la segunda temporada del serial anunciando conciertos por todo el país y vendiendo camisetas, mochilas, cuadernos y bolis para la vuelta al cole.Un negocio redondo basado en la clásica premisa de «quien tiene un sueño debe perseguirlo hasta triunfar» que, sin embargo, adolece del defecto de siempre en este país: el horario. Si la serie está destinada a niñas de siete a diez años, ¿por qué se programa a esas horas? ¿No es más saludable mandarlas a dormir más temprano?

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

27

09 2013

La publicación de comentarios está cerrada.