Estrellas de la cocina

Alfons Martí. El veterano Arguiñano es una institución televisiva. De los fogones al estrellato. Arguiñano aparece en tertulias sesudas o en intermedios de partidos de liga de fútbol. Y no faltan críticos que han denunciado el abuso culinario televisivo. De la cazuela a la sala vip de los famosos. Arguiñano no es el único que protagoniza series interminables de recetas y directrices culinarias. Cada canal con ambición busca fabricar una estrella de la panza y las audiencias responden, aunque cabe decir que están programados en horarios para adictos a la tv. El éxito que cosechan es infinitamente mayor que el de los bienintencionados cursos de inglés, con guionistas que nunca suelen triunfar y se supone que hay platos memorables cuya receta debe ser recordada y archivada en el cerebro. Es destacable la facilidad que tiene un plato para atraer miradas y fijar los sentidos sobre su humeante silueta, pese a que precisamente ese plato es inalcanzable por ser una ilusión y un espejismo. Pero tal vez sea eso lo que atrae a tanta gente, porque más allá de nombres raros de platos y el histrionismo de las estrellas del fogón, mirar algo inalcanzable y el masoquismo son corrientes.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

01

11 2013

La publicación de comentarios está cerrada.