Autonómicas

Neus Aguiló. La Sexta Columna dedicó su programa a la situación de las televisiones autonómicas. Para ilustrar el problema, se centró en la recientísima desaparición de Canal 9. Malversación y corrupción aparte, los espectadores pudimos comprobar cómo con demasiada frecuencia las cadenas públicas caen en el partidismo. Lejos de ofrecer una información objetiva y plural, se convierten en un instrumento de propaganda del partido de turno y en una herramienta de manipulación de la realidad. Recordemos a Urdaci leyendo de manera intencionadamente confusa unos datos que no le convenían al Gobierno, el silencio de Canal 9 ante la tragedia del metro de Valencia o la insistencia más que perversa de TVE en que los atentados de Atocha fueron obra de ETA. Con todo, desde ‘La Sexta Columna’ se recordó que los espectadores también castigamos la manipulación, pues Canal 9 y Telemadrid -cadenas reinas en obviar datos que no les interesan- han visto cómo su audiencia ha caído en picado en los últimos tiempos. Según el documental, la autonómica mejor parada en cuanto a déficit y a imparcialidad es TV3: así corroboran esto último los guiñoles de ‘Polònia’, que reparten hachazos a los políticos a diestro y siniestro, especialmente a los que ostentan el poder. ¿Es tanto pedir que los medios de comunicación democráticos no falseen los hechos?

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

03

12 2013

La publicación de comentarios está cerrada.