En busca de la mugre

Gemma Marchena. El mítico programa Hogar, sucio hogar está contando los días para tener su versión española. Para los que no conozcan el reality, va sobre dos señoras británicas armadas de estropajo y lejía que se dedica a buscar los rincones más vergonzosos de una casa cualquiera. Serían las aliadas perfectas para aquellos asesinos que quieren eliminar pruebas y enfrentarse a CSI con tranquilidad. Hogar, sucio hogar mete las cámaras detrás de los armarios, tras el retrete, en la esquina de la bañera e incluso en las baldosas de la cocina para revelar los cúmulos de mugre, grasa, polvo, excremento o desperdicio. El planteamiento es fácil: las señoras llaman a la puerta del hogar elegido, registran la porquería, sacan los colores a su propietario y luego se dedican a limpiar a fondo, dando de paso consejos útiles para el cuidado del hogar. En la versión británica se veían verdaderos estercoleros que dejarían a un piso de estudiantes tras una fiesta digno de convertirse en un quirófano. Ahora, yo me hago una pregunta: ¿quién se va a prestar a mostrar su desastrosa casa? ¿Pagan por humillarse en público? ¿Lo suficiente para que no importe que nos mire mal el vecindario?

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

21

12 2013

La publicación de comentarios está cerrada.