Archivo de diciembre, 2013

En busca de la mugre

21

12 2013

Gemma Marchena. El mítico programa Hogar, sucio hogar está contando los días para tener su versión española. Para los que no conozcan el reality, va sobre dos señoras británicas armadas de estropajo y lejía que se dedica a buscar los rincones más vergonzosos de una casa cualquiera. Serían las aliadas perfectas para aquellos asesinos que quieren eliminar pruebas y enfrentarse a CSI con tranquilidad. Hogar, sucio hogar mete las cámaras detrás de los armarios, tras el retrete, en la esquina de la bañera e incluso en las baldosas de la cocina para revelar los cúmulos de mugre, grasa, polvo, excremento o desperdicio. El planteamiento es fácil: las señoras llaman a la puerta del hogar elegido, registran la porquería, sacan los colores a su propietario y luego se dedican a limpiar a fondo, dando de paso consejos útiles para el cuidado del hogar. En la versión británica se veían verdaderos estercoleros que dejarían a un piso de estudiantes tras una fiesta digno de convertirse en un quirófano. Ahora, yo me hago una pregunta: ¿quién se va a prestar a mostrar su desastrosa casa? ¿Pagan por humillarse en público? ¿Lo suficiente para que no importe que nos mire mal el vecindario?

El ‘absurdo’ jefe

20

12 2013

Javier J. Díaz. Parto de la base de que en televisión todo lo que el telespectador ve, es mentira. Solo salvo los directos, y a veces ni eso. Me gusta ver programas de televisión que se creen que pueden engañar a los telespectadores. Los realities de Xplora se llevan la palma de la ingenuidad.
El espacio ‘El jefe’ presume de hacer pasar por anónimo a un alto directo de una empresa, para que vea y entienda las penurias que pasan sus trabadores. Lo disfrazan y lo convierten en un novato en su primer día de trabajo. Y de repente, los malvados jefes, sienten la humanidad de sus empleados mal pagados cuando estos les mandan. ¿No es totalmente irreal? ¿Alguien conoce a un jefe que le suba el sueldo a un empleado porque entiende sus problemas?
Lo sospechoso del programa es precisamente que nadie sospecha que, de repente, tengan que enseñar a un novato que va con una cámara detrás que está grabando su primer día, cuando el protagonista, de novato, tiene poco. Y mucho más inexplicable cuando se ve muy claro que los nuevos ‘jefes’ del ‘jefe infiltrado’ son carne de reality de Xplora.
‘El jefe’ tiene más guión que minutos dura y demasiada moralina americana –todos quieren ayudar a todos en la teoría- que encima resulta una campaña de marketing perfecta para la empresa del alto directivo.

Etiquetas: ,

El maestro

19

12 2013

Jennifer Munar. A todo el mundo le dan asco las palomas. O incluso mal rollito los cuervos. Pero, ¿miedo de un pájaro? Difícil. Por lo menos hasta que ves por primera vez Los Pájaros, de Alfred Hitchcock. Desde ese momento, los periquitos ya no son animales adorables y no te parece buena idea estar cerca de las gaviotas a la hora de la merienda. La película cuenta la historia de Melanie (Tippi Hedren, la madrísima de Melanie Griffith), una mujer de clase alta que sigue a un abogado hasta su pueblo tras conocerle de forma fortuita (vamos a pasar por alto este pequeño episodio psicópata-acosador de Tippi). Al llegar, los pájaros empiezan a atacar sin piedad a todos los habitantes, incluida nuestra elegante protagonista. Y no se crean ustedes que en ese pueblo hay palomas, canarios u otros pajarillos de dimensión reducida. No. Ahí hay unos animaluchos del tamaño de oseznos. Los amantes del ketchup desparramado por suelos y paredes probablemente no encontrarán lo que buscan, aunque Hitchcock tampoco se molesta en esconder alguna imagen escabrosa cuando es necesaria. Los pájaros, en definitiva, otra joya más que nos dejó el maestro del suspense.

Jaume, ¡a por todas!

18

12 2013

Nacho Jiménez. Llegó el gran día. Más de 15.000 personas comenzaron su andadura hace tres meses en el concurso La Voz de Telecinco, pero sólo cuatro afortunados se disputarán hoy el premio ‘gordo’, la grabación de un disco con una gran discográfica. Entre ellos, nuestro Jaume Mas, de Pollença, quien parte como favorito desde los inicios del reality show, pero a quien, de imprevisto, le ha salido un duro competidor: el cantaor David Barull. Tengo más que claro que será un duelo entre ellos dos, ya que, a mi parecer, Dina y Estela, a pesar de cantar como los ángeles, no tienen nada que hacer. Lo siento por ellas, pero es así… Quién sabe… ¿habrá sorpresas? Todo apunta a que lo de esta noche será una batalla abierta entre el equipo Orozco (Jaume Mas) y el equipo Malú (David Barull), pero quizás el poder y el magnetismo de David Bisbal suban a Dina a la victoria, algo que me parecería muy raro, raro, raro… como decía el doctor Iglesias. La gran final de La Voz coincidirá con otra última entrega, la de Top Chef (Antena 3). Es el concurso revelación y, aunque no lo he seguido demasiado, me decanto por Begoña como campeona. ¡Suerte!

Etiquetas: ,

Mariló se queda

17

12 2013

Neus Aguiló. Los fans de Mariló Montero respiran tranquilos pues ha renovado su contrato hasta el próximo mes de junio. El caché de la polémica presentadora sigue estando por las nubes, pero un poco menos. Ha pasado de cobrar mil doscientos euros por programa a cobrar tan ‘sólo’ seiscientos. Atrás quedaron sus pataletas cuando se quedó sin el magacín vespertino que le arrebató Anne Igartiburu (espacio que, por cierto, duró apenas dos telediarios). La presentadora de ‘La Mañana’ ha comprobado por fin que es una privilegiada y que tanto fuera como dentro del ente público no le van a llover las ofertas, ni a ella ni a nadie. Seguramente se le han bajado los humos de estrella y ha decidido rebajar sus exigencias. De todas maneras, resulta inmoral que supuestamente siga cobrando seiscientos euros por programa, cuando la empresa pagadora es mantenida por todos nosotros. La periodista seguirá metiendo la pata, humillando a sus reporteros y asegurando estupideces como que con un trasplante de órganos se puede trasplantar también el alma, o que la imputación del párroco de Borja se debe a una campaña de Navidad para promocionar la localidad. En fin, que Mariló se queda en casa. ¿Dónde va a estar mejor si no?

Dana

16

12 2013

Emili Gené. El revuelo catódico se pasea por las tertulias: Pedrerol contando su despido en todas las cadenas y programas, que lo entrevistan como si el despido fulminante de Intereconomía tuviese más morbo que el traspaso también fulminante de Özil al Arsenal. A la tele le gusta hablar de la tele (¿acaso no es un mundo paralelo y por tanto autónomo y endogámico?), y el culebrón de Punto Pelota sigue alimentando debates: que si la caverna se hunde (pero 13 TV recoge los restos del naufragio), que si el nuevo presentador es un carroñero. Y la audiencia habla: el nuevo Punto Pelota cae en picado. Es lo que pasa en EEUU con las series, pero sin toda esta parafernalia. Cada nueva temporada se negocia según los espectadores cosechados. Por ejemplo, la cuarta temporada (esta semana acaba la tercera) de Homeland prescinde de la hija del sargento Brody: a los seguidores de la serie les cae mal que haya «matado al padre». Y Dana (pronúnciese Dina) tiene que irse. El público manda. ¿Esto es bueno? Pues depende de para quién. Gracias a esta dictadura de la mayoría, aquí la Esteban sigue resucitando

Etiquetas: ,

Visto y no visto

15

12 2013

Urko Urbieta. Se acuerdan que hace unos meses les hablaba del nuevo proyecto televisivo de Antonio Resines –actor capaz de lo mejor y lo peor– y que daba mucho miedo? Pues con el piloto de He visto un ángel entregado a Telecinco y el proyecto presentado a los medios, la serie ni siquiera se ha empezado a rodar porque, simplemente, no gusta a nadie. Y así estamos desde julio: la productora se ofreció a dar una vuelta a la historia –que sigue a un empresario corrupto (Resines) que huye de la justicia para refugiarse en la parroquia de barrio que dirige su hermano gemelo–, pero hasta hoy nada de nada. ¿A que el argumento les incita a verla? Venga, no sean tímidos.
Y como este He visto un ángel, que no verá nadie porque nunca llegará a estrenarse, hay muchas series fallidas en nuestra televisión. El mismo Antonio Resines lo vivió ya hace tres años, cuando, de nuevo para Telecinco, no llegamos a ver los resultados de El profesor, adaptación hispana de una serie italiana de gran éxito.
De nuevo Telecinco, la cadena apostó en diciembre de 2009 por una serie pensada para los forofos del fútbol, Fuera de juego, que seguía a un futbolista (Fernando Andina) que debía abandonar el campo de juego tras una lesión y volver a su pueblo para entrenar a un equipo juvenil y reencontrarse con su pasado. Tampoco convenció y descansa en el baúl de las series que nunca veremos en la pequeña pantalla. Como estos tres ejemplos, muchos más, que no caben en esta columna.

Princesa por sorpresa

14

12 2013

Gemma Marchena. Está visto que los norteamericanos tienen idealizada a la realeza. Si le dedican tantas películas y series de dibujos es porque, sin duda, ellos no tienen que padecerla. El caso de Disney es paradigmático: quieren convertir a todas las niñas en princesa. La serie La princesa Sofía tiene un paralelismo extraño con España. Para empezar Disney aseguró que era la primera latina de la factoría y ante las acusaciones de que era demasiado pálida, salieron con la excusa de que «es española». La princesa Sofía es una plebeya que vive en un país inspirado en el nuestro y que gracias al matrimonio de su madre con un rey se convierte en princesa. A partir de ahí, Sofía hace lo que puede para adaptarse a su nuevo papel. El problema es que es demasiado sencilla, simpática, espontánea y, no sé si les suena, campechana. Su hermanastra Amber, que es una princesa de las de verdad, no duda en mirarla por encima del hombro. Sus compañeras de la academia real también son para tirarles un ladrillo en la cabeza: princesas todas, son estiradas y llenas de prejuicios de clase. Lo que Sofía no sabe es que por mucho que se empeñe en ser una buena princesa, es muy probable que un día se case por amor con un deportista rubio con predilección por afanar dinero público. Sus quebraderos de cabeza no han hecho más que empezar, pero creo que Disney no tendrá en cuenta este detalle.

No es fácil ser «de los nuestros»

13

12 2013

Miguel Soler. La noche del sábado, TVE, ha apostado por la emisión de un programa de entretenimiento, humor y, sobre todo, música con Uno de los nuestros que, aún cuando no ha logrado los índices de audiencia de otros de sus competidores, como La Voz o Tu cara me suena, es un espectáculo que entretiene y se sigue con interés.
El único aspecto original de Uno de los nuestros es el que aporta el formato de «orquesta que busca cantante» para incorporarlo en plan fijo en un futuro que se supone será cuando finalice el programa, además de percibir los 25.000 euros del premio.
El resto, empezando por el jurado integrado por María del Monte, especialista en sevillanas; Javier Gurruchaga, el de la Orquesta Mondragón y Roser, que fue precisamente en sus inicios vocalista de una orquesta es «más de lo mismo».
La orquesta «Los Nuestros», integrada por 14 excelentes profesores que capitanea Patxi Urchogui, es ciertamente impecable pero excesivamente «dura» con los concursantes, la mayoría aficionados con poca preparación. Y el público, alrededor de 500 espectadores en un plató de 1.200 mts, sigue, como todos, las indicaciones del jefe del estudio. Como decía: elegir a ese «uno» no será fácil.

Etiquetas: ,

¿Por qué?

11

12 2013

Nacho Jiménez. Uno, que es muy aficionado a la televisión, conoce lo que se cuece en otros mercados, sobre todo en el americano y el británico. En alguna que otra ocasión he tenido la oportunidad de visionar programas de entretenimiento, como The Voice (La Voz), Survivor (Supervivientes), Big Brother (Gran Hermano) o American Idol (la versión yanqui de Operación Triunfo). Cuando uno los compara con los mismo productos ‘made in Spain’, no logro entender porque aquí, en España, somos a veces tan cutres… Fallos de sonido, cortes al insertar vídeos, saltos sin lógica alguna… En Estados Unidos e Inglaterra nada de esto ocurre, todo está controlado al milímetro. Y digo yo, ¿por qué no podemos hacerlo tan bien? Estoy seguro de que podría ser así, y esa es la parte que más me disgusta, que tenemos buenos profesionales, pero si seguimos con la escaleta del 1, 2, 3…, la cosa no mejorará. Incluso la calidad de la imagen y el juego de cámaras no es lo mismo… Basta comparar la gala de los Goya con los Oscar… O con los MTV Video Music Awards. ¿Sería posible hacer algo así en España? Yo quiero que así sea, pero… Sólo me pregunto: ¿Por qué?

Etiquetas: ,