Peor… imposible

Urko Urbieta. Antena 3 estrenó el martes uno de sus nuevos proyectos de ficción, la comedia musical Bienvenidos al Lolita. El resultado de audiencia, sorprendente: tres millones de espectadores y un 18% de share. En los tiempos que corren es, sin duda, un buen dato. Ya veremos la próxima semana qué pasa porque esta serie es uno de los mayores despropósitos que recuerdo.
Por si no la han visto –y yo les recomiendo no perder el tiempo, o verla con los comentarios de Twitter delante, lo que la hace mucho más divertida–, la serie sigue a los propietarios y trabajadores del cabaret Lolita, que luchan por sacar el negocio adelante a base de buen humor y música… No me digan que la sinopsis de la serie no es una locura; pues el resultado final es aún más loco.
Lolita ya empieza mal, con una insoportable ‘voz en off ‘ presentando de forma chusca a los personajes de la serie –tú eres la buena y tú, la mala; tú eres la secundaria sin gracia y tú, el buenorro de revista y moto de malote–; se suceden las escenas de relleno y hasta hay dos intentos de suicidio en hora y media de capítulo… ¡madre mía!
Beatriz Carvajal, Natalia Verbeke o Nerea Camacho –inolvidable protagonista de Camino– se merecen algo mejor que este engendro, que es el resultado de la suma de Hostal Royal Manzanares+Los Serrano+Vive cantando+Showgirls… vamos, el horror. Bienvenidos al Lolita no es el camino que debe seguir nuestra ficción. Es un paso atrás; en realidad, como doce pasos atrás.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

12

01 2014

La publicación de comentarios está cerrada.