Homenaje anacrónico

Neus Aguiló. La semana pasada se sucedieron las noticias y los homenajes en torno al décimo aniversario de los atentados del 11-M, entre ellos, una misa en la catedral de la Almudena, acto que fue retransmitido en directo por Televisión Española. Está claro que la Iglesia Católica pude celebrar todas las misas que quiera en sus templos pero a ese homenaje acudieron personalidades políticas que representan a todos los ciudadanos sin distinción, a católicos, a ateos y a los que profesan otras religiones. Desde el momento que acudieron Mariano Rajoy y el Rey -en calidad de jefes de Gobierno y de Estado- se faltó al respeto a una parte amplia de la población. Recordemos que entre las víctimas de la masacre hubo un grupo importante de personas de religión ortodoxa y musulmana. Rajoy, que tanto defiende la Constitución, debería recordar lo que dice la Carta Magna: España es un estado aconfesional. Y ya que Europa es un espejo en el que tanto se mira nuestro presidente, que se deje de anacronismos y que haga como en otros países de la Unión: un acto civil o, por lo menos, un acto en el que un credo no tenga más protagonismo que otro. Cuánto siguen pesando a veces las cuatro décadas de franquismo.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

18

03 2014

La publicación de comentarios está cerrada.