Imagen o credibilidad

Gemma Marchena. Nuevos rótulos, un plato más moderno y minimalista, pantallas gigantes de LED para sumergir al espectador en las imágenes de la noticia… Los informativos de Televisión Española se han hecho mucho más que un lavado de cara. Es un lifting con batería de inyecciones de botox para darle un nuevo aire a su área informativa. El coste ha sido de casi un millón de euros, que no está nada mal en estos tiempos de austeridad y recortes sin compasión. El director de los servicios informativos de RTVE, Julio Somoano, ha intentado una maniobra desesperada ante la pérdida de un millón (si, otro) de espectadores en los últimos años. Ante la falta de credibilidad, un plató bonito, ha debido pensar Somoano. Pero los nuevos decorados no consiguen ahogar las quejas de los espectadores, que con su mando a distancia ya dejan claro que no se creen estos informativos sospechosos de favorecer al Gobierno popular. Los mismos empleados de la casa tampoco están conformes con la dirección, así que protestas y dimisiones se suceden en cascada. Las encuestas internas hablan de presiones a los periodistas, que lamentan que no pueden hacer su trabajo con independencia. Quien sabe, igual una pantalla gigante de LED consigue devolver a TVE su pasada credibilidad. Cosas más extrañas se han visto en este país.

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

22

03 2014

La publicación de comentarios está cerrada.