Laura

Nacho Jiménez.Si no teníamos suficiente con esperpentos televisivos como ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, o su versión ‘madres’, hace poco menos de un año se estrenaba en Cuatro un nuevo ‘cutre-reality’, Un príncipe para Corina. Su éxito relativo lanzó la ¿carrera? de su protagonista, Corina, ahora concursante de ¡Mira quién baila! en La 1. Pero, prepárense, porque mañana se estrena su secuela, Un príncipe para Laura… lo que significa que dentro de muy poco tendremos que soportar a una pandilla de frikis que intentarán enamorar a la joven Laura, quien, causalmente, es de Mallorca, lo que hace que escribir esta columna sea todavía más complicado… La chica no tiene culpa de nada, se quiere dar a conocer y tiene todo su derecho. El problema está en el formato en sí. Todos sabemos que ningún príncipe enamorará a Laura, y que cuando acabe el programa cada uno se irá a su casa y Santas Pascuas. ¿Es divertido? Sí. ¿Es sano? No. Con programas como este se está fomentado una nueva generación de jóvenes que están llevando la bandera de ‘ni-ni’ con orgullo: encefalograma plano y muchas ganas de figurar y pocas de trabajar. En fin, tenemos lo que nos merecemos.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

02

04 2014

La publicación de comentarios está cerrada.