De pena

Javier J. Díaz. El programa ‘De buena ley’, de por sí, ya da pena. Pero con sus últimas incorporaciones y mejoras, da aún, más si cabe. No solo el espacio, sino también sus intervinientes. Como no era suficiente que hubiera ya demasiados actores sobre el plató (juez, participantes en disputa, público) se han inventado esporádicas intervenciones de lujo, como defensores.
‘De buena ley’ cuenta con Ana García-Lozano (aquella chica de media melena que cuando era joven presentaba el programa de la tarde en Telecinco, precursor del show Diario de Patricia) y con Nieves Herrero. Sí, Nieves Herrero, una de las periodistas supuestamente más reputadas de la televisión española de los años 90, y famosa por sus programas en televisión y radio.
Las dos se han metido ya a su edad a ser actrices, y por un puñado de dólares (como se suele decir, ya que no creo que le paguen mucho más) se meten en su papel más actoral para dar una opinión falsa en un circo aún más falso aún. En definitiva, la telebasura máxima que sufre la televisión española no deja escapatoria ni para las viejas glorias. Habrá que empezar a pensar que no se puede escapar de ella.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

23

05 2014

La publicación de comentarios está cerrada.