Antonio, poco a poco

Urko Urbieta. Sí, lo admito. Soy de lágrima fácil; facilísima, en realidad. Y los lagrimones que eché el jueves viendo el capítulo final de la 15ª temporada de Cuéntame, antológicos.
En una interesante estrategia, motivada más bien por el inicio del Mundial de fútbol, la cadena ha programado en lunes y jueves los dos últimos episodios de la temporada. Así, nos hemos despedido de San Genaro con un ‘hasta pronto’, sabiendo que Toni ha sobrevivido al accidente de coche en Tánger y que el matrimonio Alcántara se dará una nueva oportunidad, después de ver lo impensable (al menos para mí), que Antonio y Merche rompieran por una tercera persona.
Voy a ser sincero. Soy un fiel seguidor de Cuéntame desde que se estrenó en septiembre de 2001. No me he perdido ni un sólo capítulo. Pero sí, admito lo que para muchos era un hecho hace un par de años: ha llegado el momento de echar el cierre a una de las mejores series que se han hecho en este país. Cuéntame ha cerrado temporada con un excelente capítulo final, pero no enmascara que está quemada y que la calidad de esta tanda de episodios ha sido irregular. La infidelidad de Antonio ha roto un poco la ‘magia’ de la pareja; la muerte de Eugenio, totalmente gratuita; y el episodio 259, con Verónica Echegui, espantoso. Sin duda, lo mejor, el divertido colocón navideño de Herminia y la interpretación de Ana Duato en el episodio La noche de todos. No me cansaré de decirlo: simplemente sensacional.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

08

06 2014

La publicación de comentarios está cerrada.