Gonzalito de Masterchef

Jennifer Munar. La del miércoles de la semana pasada fue una noche de penas y alegrías. Por una parte, La Roja se despidió definitivamente del mundial de Brasil tras perder vergonzosamente contra Chile, pero por la otra por fin pudimos despedirnos del personaje más molesto de la televisión actual: el hombre que «tenía una estrategia», el Yogas, Gonzalito el de Masterchef.
En el fondo su marcha dejó un sabor agridulce, porque aunque a nadie le caía bien, era la persona contra la que todos, espectadores incluidos, podíamos unirnos. Como Gonzalito se fue por la puerta de atrás, la noche todavía nos deparaba otro adiós: el de Marina (que para qué engañarnos, tampoco era de las más queridas del concurso).
Como el programa estrella de TVE no tenía intención de acabar tan pronto (nadie en su sano juicio dejaría escapar a la gallina de los huevos de oro), ayer por la noche tuvo lugar una repesca. En ella volvieron a incorporarse al concurso no uno, sino dos concursantes.
Todo eso está muy bien, pero lo que TVE parece no comprender es que lo que España quiere son más momentos de Jordi Cruz en bañador. Referéndum al respecto, por favor.

 

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

26

06 2014

La publicación de comentarios está cerrada.