Profesión de futuro

Gemma Marchena.  Olvídense de los community managers, programadores de JAVA y demás anglicismos laborales. La profesión del futuro es la de experto en comunicación no verbal. La ceremonia de proclamación del rey de España ha gozado de miles de horas de seguimiento. Es lógico que el mismo día las televisiones se volcaran en el evento, que por algo saldrá en los libros de historia. Pero al día siguiente, por ayer, ningún magacín matutino pudo resistirse a fichar a un experto en comunicación no verbal para que nos contara lo que vimos pero no entendimos. O eso creen ellos. Así, teníamos a un señor que decía sin rubor que, cuando el rey Felipe VI se llevaba la mano al corazón cuando estaba en el balcón es que «quería mostrar cercanía y agradecimiento a la gente que se había acercado a saludarle». Menos mal que el experto me ha sacado de dudas. Que además, «cuando Letizia le pone un brazo en el hombro a su hija pequeña es para protegerla». Tampoco pudieron obviar las sonrisas que se cruzaba la reina Sofía con su hijo o las lágrimas de doña Elena, «de profunda emoción». Para semejantes obviedades, no lo duden, es necesario el dictamen de un experto en comunicación no verbal, que con su ojo clínico dice lo que nosotros ya sospechábamos: la Familia Real estaba contenta y emocionada. Qué tranquilidad…

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

21

06 2014

La publicación de comentarios está cerrada.