Ana María Matute

Neus Aguiló. Tras el fallecimiento de Ana María Matute, La 2 emitió el pasado viernes ‘La niña de los cabellos blancos’, un homenaje a la trayectoria vital y literaria de la escritora catalana, quien no obtuvo el reconocimiento merecido en vida. El premio Cervantes llegó para la académica pero ya algo tarde. Con todo, la novelista de la mirada serena y triste nunca perdió el sentido del humor, al menos eso es lo que transmitía en sus entrevistas. Matute nadó contra corriente: rechazó las costumbres de la burguesía catalana («cuando era pequeña las niñas no eran como ahora, las de mi estrato social eran espantosas, horribles, mujeres recortadas a tijera») y se separó de su primer marido, lo que le costó también la separación de su hijo (las leyes franquistas no la ampararon). La niña de los cabellos blancos no tuvo una vida fácil. Al margen de ello nos regaló espléndidas citas: unas más literarias como «la palabra es lo que nos salva» o «lo políticamente correcto casi nunca es literario»; otras más metafísicas como «me parecería una auténtica falta de cortesía que Dios no existiera» y otras más de andar por casa como «un gin-tonic te da una lucidez bárbara». En fin, una mujer brillante.

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

01

07 2014

La publicación de comentarios está cerrada.