Kiko Rivera

Neus Aguiló. Telecinco estrenó la semana pasada un ¿documental? sobre Kiko Rivera. Las mentes más maliciosas se apresuraron a comentar en las redes sociales que los documentales sobre fauna exótica son más propios de La 2. No creo que sea justo juzgar a alguien sólo por su aspecto físico o por su escasa belleza. Tampoco lo es que a un personaje tan irrelevante le dediquen un programa entero para promocionar su supuesta carrera. Porque por si ustedes no lo sabían, el hijo de Isabel Pantoja se ha metido a cantante, aunque él mismo reconoce que ni ha tomado clases de canto ni ha realizado ningún tipo de preparación. ¿El resultado? Kiko Rivera sobre un escenario haciendo el ridículo. Telecinco, bajo la excusa de dar a conocer el trabajo de Paquirrín, aprovechó la ocasión para burlarse de él y hacer comentarios maliciosos. ¿Qué vio la audiencia? Un chico semianalfabeto, poco humilde y con un alto concepto de sí mismo. Nuestro Kiko no toca con los pies en el suelo y nadie se lo ha hecho saber. O tal vez no escucha porque es más fácil vivir engañado. Gana montones de dinero por ser el hazmerreír de todos. Y lo que es más desesperante, a veces dinero público.

 

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

22

07 2014

La publicación de comentarios está cerrada.