Las siete pesadillas

Pau Ensenyat. Tras una primera temporada satisfactoria, el productor de la serie, Ryan Murphy, decidió renovar su fórmula con American Horror Story: Asylum, una temporada más madura y trabajada que consiguió corregir gran parte de los errores de su precedente. El orden cronológico y los flashback tenían por fin coherencia, y en general, el trabajo de los guionistas resulta impecable, conservando también el sello característico de la serie: incontables referencias al género de terror, extrañas y vertiginosas angulaciones de cámara y un conocido reparto, con la increíble Jessica Lange al frente. Todo ello significó una importante evolución y una notable mejora en la serie. Con AHS: Coven, todo se ha desmoronado. La tercera temporada ha resultado un paso atrás; un intento de vender a toda costa un producto ya conocido; un chapuzón en el terreno adolescente, con guiones perezosos, constantes decepciones, tramas insustanciales y personajes planos. Ya no existe ‘Horror’, ni queda ‘Historia’. ¿Qué podemos esperar del futuro de esta serie? La próxima temporada American HorrorStory: Freak Show planea estrenarse este otoño. Quizás los número pares son las que tienen más suerte. 

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

16

07 2014

La publicación de comentarios está cerrada.