Qué mal me cae el calvo

Jaime Moreda. En la reciente historia de la televisión hay dos calvos que se han hecho muy famosos. Uno fue el calvo de la Lotería; el otro es el periodista Antonio Lobato, quien desde hace unos años es la imagen de la Fórmula 1 en España (bueno, en Cataluña es diferente porque TV3 manda a sus propios equipos). Pues bien, desde siempre, no he soportado a Lobato. Sobre todo es porque no aguanto el peloteo empalagoso del periodista hacia su paisano Fernando Alonso, lo que ha hecho que el piloto, aun reconociendo que es un fuera de serie, no sea tampoco santo de mi devoción. Las retransmisiones de la Fórmula 1, primero en Tele 5 y ahora en Antena 3, son un ejemplo del partidismo y chauvinismo más asqueroso que se puede ver en la pequeña pantalla. Cuando el asturiano y Hamilton eran compañeros de equipo, el británico, recuerden, era poco menos que el diablo. Luego era un tío encantador y un piloto genial porque podía quitar puntos a Vettel y favorecer a Alonso. Eso sí, reconozco que tiene su mérito seguir vendiendo la ‘moto’ tras tres años desastrosos en Ferrari y narrar una carrera de Alonso en la que acaba sexto como si hubiera hecho la machada del siglo.

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

04

07 2014

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. mtg #
    1

    ni mas ni menos, si señor un 9