Un ‘Masterchef’ mallorquín

Urko Urbieta. La cocina está más de moda que nunca. Programas como Masterchef, Un país para comérselo o Top Chef han conseguido que mucha gente que se consideraba una ‘analfabeta’ culinaria, como un servidor, vea el horno o los fogones – la vitrocerámica en mi caso – más que como un elemento decorativo.

Y en esta ‘fiebre cocinera’ la gastronomía mallorquina ha conseguido hacerse un hueco importante. Si Fabián, el benjamín de la primera edición de Masterchef procedente de Can Picafort, quedó en un honrosísimo tercer puesto, esta edición ha venido marcada por el triunfo de Vicky Pulgarín, la concursante que más ha refinado sus dotes culinarias – entró en el programa presentando un mero con col– de todos los participantes de la segunda edición.

¿Recuerdan a esa palmesana incómoda con las cámaras y superada en la prueba como capitana en el tercer programa, que no sabía cómo confitar un pato? Ya no queda ni rastro. Bueno, sólo el carácter explosivo. Pero la carnicera en paro de Son Oliva no olvidará nunca ese postre a base de mousse de aguacate con queso y piña, que le ha valido el premio final del concurso de cocina. Y junto a ella, Marina, isleña de adopción y considerada la ‘mala’ de esta edición, o Cristina, nieta de mallorquines, que llegó a a recibir un tumbet de parte de su madre.
A la espera de una nueva edición de Top chef en septiembre, tocará hacer nuestras propias recetas culinarias en casa.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

26

07 2014

La publicación de comentarios está cerrada.