Anestesia casera

Pau Ensenyat. Si analizamos la parrilla de La 2 no es ninguna sorpresa descubrir que más de tres cuartos lo ocupan los documentales, a veces con nombres tan coquetones como Paraísos submarinos, mientras que otros se quedan en Documental o Docufilia. Tampoco lo es la popular ‘siesta con los lobos’, que ha formado parte de nuestros hábitos desde hace tiempo. No lo puedo negar, empieza el documental de animales después de comer, con ese narrador de voz suave y cálida, la música sedante, los sonidos de la naturaleza… y a babear.
Pero en algunas tardes de digestión ligera y noches de insomnio, he descubierto que todos estos documentales, que tan desapercibidos pasan mientras soñamos dulcemente, son de una calidad asombrosa y todo un derroche de presupuesto. La imagen es nítida y firme, difícil conseguir algo así en las tomas marinas. Y los planos del espacio y los efectos digitales no tienen nada que envidiar a la gran Cosmos.
Y no solo eso, es bien sabido que La 2 apuesta por el buen cine de autor, pone en antena conciertos exclusivos y sigue televisando Saber y ganar con el eterno Jordi Hurtado, poseedor del Santo Grial, la piedra filosofal y un retrato envejecido en su cuarto. Más no se puede pedir.

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

23

08 2014

La publicación de comentarios está cerrada.