‘Espantá’ en directo

15

08 2014

Javier J. Díaz. Todo el mundo tiene derecho a ponerse nervioso en algún momento de su vida, incluso los presentadores y redactores de informativos. Aunque es muy fácil hablar a posteriori de cómo solucionar situaciones complicadas de terceros, llama la atención lo que pasó el fin de semana pasado en el informativo de Antena 3. El espacio presentado por Sandra Golpe conectó con Girona para saber la última hora del caso de Jordi Pujol. Al otro lado de la pantalla apareció la redactora Adriana Latrilla para ampliar la noticia en directo antes de que entrara un vídeo. Sin embargo, se lió en su locución y, sin ningún tipo de complejo, decidió salir de pantalla al grito de «esto no me ha pasado en la vida», dejando la imagen huérfana en un silencio sepulcral de segundos antes de que metieran el vídeo que estaba presentando. Latrilla se puso nerviosa y estaba insegura, por lo que decidió salir por peteneras para no agrandar más su inexactitud informativa. Está claro que cometió un error que puede cometer cualquiera pero, ¿es normal que una periodista de una cadena como Antena 3 haga eso? ¿Le pudo la presión del caso? La respuesta es complicada pero está claro que hay muchas personas capacitadas para hacerlo bien como para dar oportunidades en vano.

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.