Reporteras

Emili Gené. El escándalo fue mayúsculo. La reportera de TVE que cubría la información en Gaza fue denunciada por el Gobierno de Israel. La acusaban de ser una terrosista de Hamás. Y el Gobierno de Rajoy no necesitó hacerse rogar: la televisión pública la hizo volver a casa. Redes sociales, medios e incluso la oposición se volcaron a favor de Yolanda Álvarez exigiendo la reincorporación a su puesto. ¿Dónde queda la independencia del cuarto poder, la libertad de información? Hasta que en unos días TVE rectificó y devolvió a la periodista a su puesto a Gaza para seguir el conflicto bélico, el drama humano, la barbarie. Parece que TVE se esté aficionando a desplantes de este tipo. Hizo el amago con la veterana María Escario cuando no la seleccionó para cubrir la final de la Champions, y eso que envió a más de un centenar de personas. Al final fue, a regañadientes, pero después la han descabalgado del telediario del fin de semana. Prácticas empresariales incomprensibles, ejecutadas al dictado de criterios no aclarados que además se revocan también sin explicaciones. Opacidad se llama esto.

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

11

08 2014

La publicación de comentarios está cerrada.