Virus mortal

Urko Urbieta. Unas gotas de The walking dead, o la cinematográfica Guerra mundial Z, aderezadas con algo de acción espectacular y una oda al ejército americano. El resultado de esta mezcla es The last ship, producida por el director Michael Bay, que se estrena en España en septiembre, y no ahora que el virus de ébola está de plena actualidad.
La última esperanza de la humanidad es un buque de guerra norteamericano –cómo no–, que lleva a bordo a una científica que trabaja contrarreloj para encontrar una cura a un virus mortal que amenaza con acabar con la civilización. La premisa, desde luego, es interesante; el resultado, no tanto.
En el piloto, que luce presupuesto a raudales, la presentación de personajes es torpe: capitán ‘de una pieza’ con familia modelo –que conocemos en unos molestos flashbacks–, interpretado por el ex Anatomía de Grey, Eric Dane; científica comprometida, la televisiva Rhona Mitra; marine lesbiana –sexualidad que descubrimos mediante un diálogo bochornoso–; una pareja de soldados enamorados en secreto y un traidor que no desvelaré. Porque aquí hay una conspiración. Y los rusos están metidos en el ajo. No falta ningún topicazo.
The last ship no ofrece novedad alguna. No está bien interpretada, ni los guiones merecen especialmente la pena. Pero, oye, a mí me das una serie ambientada en un mundo al borde de la extinción y compro enseguida. Qué le voy a hacer, soy así de fácil.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

10

08 2014

La publicación de comentarios está cerrada.