De ‘litros’ y condones

Nacho Jiménez. Ya casi habíamos olvidado que existía en la parrilla televisiva un programa llamado Gran Hermano. Un lapsus que no es para tanto, ¿no? Solo es el primer reality de la historia de la pequeña pantalla y que cambio el modo de hacer televisión –la primera edición tuvo una media de casi 9 millones de espectadores, casi ‘ná’–. Cerca de quince años han pasado ya desde entonces y el concurso de convivencia se mantiene como líder de su franja horaria, a pesar de que esos 9 millones han bajado a casi 3; es el desgaste de 15 años de vida en directo. Habrá personas que digan que no les interesa una pandilla de ‘incultos’ en su mayoría, pero en lo que no caen es que este es un reflejo de la gente que habita nuestro país, unas personas que creen que Marte es el principal satélite de la Tierra, como quedó demostrado en la última gala. ¿Quién es el responsable de este despropósito? No creo que GH quiera ser ejemplo de nada, no pretende dar lecciones, simplemente entretener, que ya es. Otros se quedan con realities en teoría blancos, pero si cambias, por ejemplo, los fogones y las hortalizas de Masterchef por unos ‘litros’ y cuatro condones, el asunto no cambia demasiado.

 

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

24

09 2014

La publicación de comentarios está cerrada.