Horarios infernales

Gemma Marchena. La mitad de los programas en horario de máxima audiencia acaban después de la medianoche. Es más, la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios (nombre curioso donde los haya) recomienda que no finalicen más allá de las 23:00 horas para garantizar que los españoles durmamos ocho horas. Curioso cuando programas como Top Chef empiezan a las 22:45 horas y termina alrededor de la una de la mañana. Al día siguiente queda garantizado el cansancio y un cuerpo resacoso, como quien ha estado de juerga en día laboral. El informe de la Comisión afirma que seguir programas tan tardíos aumentan el estrés, el cansancio, la siniestralidad o el absentismo laboral, así que ahí tenemos uno de los culpables de nuestra supuesta falta de productividad de los empleados españoles. Las televisiones hacen caso omiso de las quejas de somnolientos telespectadores, así que sólo quedan dos opciones: o pasar sueño o ver otra cosa. No me extraña que muchos nos pasemos a las series bajadas de Internet, que garantizan horarios acomodados a las necesidades de cada uno. Y por desgracia, los españoles no cumplimos con el cliché de dormir la siesta para recuperarnos de los excesos del prime time.

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

27

09 2014

La publicación de comentarios está cerrada.