O eres carnicero o eres ganado

Urko Urbieta. Capitulazo. Así es el estupendo primer episodio de la nueva temporada de The walking dead, la serie de zombies donde cada vez queda más claro que los muertos vivientes son menos peligrosos que los humanos con los que se cruzan los protagonistas, más y más deshumanizados, hasta unos límites de auténtico escalofrío. Porque lo que vimos, o intuimos, en el Santuario, donde se desarrollaba el final de temporada pasado y el inicio de la nueva, es terrorífico.
‘No sanctuary’, título del primer episodio, donde queda demostrado que saben manejar la acción como pocas series, ha sido todo un recital para Carol (una estupenda Melissa McBride), un personaje que ha pasado de ser una mujer maltratada y apocopada en la primera temporada, al integrante más resolutivo, capaz de todo por salvar a sus compañeros de los malvados (¿lo son en realidad?) habitantes de Terminus. Por eso son muy interesantes los flashbacks del episodio, donde se narra lo que ocurrió en este lugar antes de que Rick y su grupo llegara allí.
Para quedar en la retina, dos momentos: los escalofriantes, sangrientos y sobrecogedores cinco minutos donde degollan a varias personas ante la impotencia del resto, que espera su turno. Y, por supuesto, el reencuentro de Rick y su hijo con su bebé, Carol y Tyresse. Y lo que viene ahora no puede pintar mejor porque ’o eres carnicero o eres ganado’.

 

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

19

10 2014

La publicación de comentarios está cerrada.