Tania Sánchez

Emili Gené. El sábado noche es de lo poco que queda de tertulia política en las teles estatales. La Sexta ha conseguido consolidar su oferta, al tiempo que aprovecha para autopromocionarse.
En el programa de hace dos días (Marhuenda y Sardá, tal para cual), una larga, excesiva, entrevista a Wyoming. Y un adelanto de lo que Jordi Évole tenía que sacarle a Iglesias el día siguiente. Marcas de la casa. Por su parte, Telecinco insiste en la búsqueda de un formato que les devuelva el esplendor de los tiempos de La Noria. Ahora prueba sin Jordi González. Todo el foco para su segunda, Sandra Barneda. Como estrella inaugural, el ministro Montoro: mal empezamos.
Y como carnaza, una rueda de prensa a cinco voces. Cinco portavoces de los cinco grandes partidos nacionales (sic) sermoneando al personal. Algunos, como el señor Hernando (PP), desde la chulería. Representando a IU, la novia de Pablo Iglesias: ¿por qué su partido la elige ahora para promocionarla en la tele? Efecto Podemos por rebote, mezcla de morbo, machismo de baja intensidad y marketing.

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

27

10 2014

La publicación de comentarios está cerrada.