Vuelve Houdini

Miguel Soler. En 1953, Tony Curtis interpretó el papel principal en la película El gran Houdini, una biografía al estilo Hollywood en torno al ilusionista Harry Houdini, cuya mayor habilidad consistía en librarse de las mas herméticas ataduras.
Houdini, nacido en Budapest en 1874, había iniciado su vida artística como payaso de circo donde aprendió algo muy importante: publicitar debidamente sus shows. Lo que hizo durante toda su carrera ayudado por su hermano y un ingeniero que fabricaba todos los elementos que utilizaba en sus actuaciones.
Recientemente se ha estrenado en Estados Unidos una miniserie de 2 horas que supone una nueva incursión en su vida artística y personal, contando con la interpretación de un musculado Adrien Brody.
Al margen de la gran popularidad y éxito de Houdini –algunas de su pertenencias las adquirió en subasta el mago David Copperfield–, es significativa su afición por el espiritismo y su relativa amistad con el escritor Arthur Conan Doyle, autor de Sherlock Holmes, por este motivo.
Houdini no murió en uno de sus encierros sino a consecuencia de un golpe en el estómago que, a petición suya, le propinó un individuo de gran fortaleza para demostrar que era capaz de soportarlo sin resentirse. Tenía 52 años.

 

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

08

10 2014

La publicación de comentarios está cerrada.