Marhuenda

Emili Gené. La última encuesta del CIS, y el señor Carmona sigue haciendo el payaso. Por su parte, el PP tira de cásting y envía a nuevos portavoces a ver cuánto duran en quemarse. El chico de Podemos, a lo suyo, ni se inmuta: cuanto más hablan los representantes del bipartidismo más se hunden. La infanta imputada, Matas en la calle, Monago negando los datos antes de asumirlos: así el programa casi se hace solo. Por si acaso, los productores invitan a Pilar Rahola para que entre en directo. Quieren reventar la audiencia, efecto Salvados. Marhuenda entra al trapo: él también es catalán y no admite la estatua que Rahola le promete sobre la que van a cagarse las palomas. Momento para la historia del debate político (sic), sólo falta llegar a las manos. En fin, escalada de crispación que encuentra en el plató su mejor amplificador. De la indignación (15-M, Podemos, Salvemos), estamos a punto de pasar al hartazgo. «Y tú más» ¿No desapareció de las teles Chiquito de la Calzada víctima de la sobreexposición hace años? Y ningún tertuliano ni líder de hoy tiene su carisma. Peligro.

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

10

11 2014

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Juan Ramón #
    1

    Y esto que la Rahola se olvidó de las meadas de los perros a la peana de la estatua de Marhuenda.