No dejes de cantar

Urko Urbieta. Ni se me hubiera ocurrido echarle un vistazo, pero los buenos datos de audiencia logrados por Killer Karaoke este miércoles, así como las críticas positivas en Twitter, me han obligado a echarle un vistazo a este nuevo concurso musical con mala leche y algo de escatalogía.
La mecánica de Killer Karaoke es simple: cada programa recibe a ocho concursantes que se enfrentarán en unos ‘animados’ duelos musicales hasta que sólo quede uno. Lo original del formato pasa porque no se premiará su interpretación, sino su capacidad de resistencia ante incómodos imprevistos, tales como cantar rodeados de serpientes, recibiendo calambres o aprisionado entre bailarines sudorosos. Siempre sin dejar de cantar, aunque suelten todos los gallos posibles.
Y ya está. Ya tenemos concurso donde morirnos de la risa Es así, consiguen que nos riamos de las desgracias de los pobres cantarines participantes. Ver ‘sufrir’ a personas anónimas siempre es divertido.
Sin ser nada del otro mundo, el concurso tiene ritmo y cuenta con una pareja de presentadores con química y ganas de pasarlo bien: Florentino Fernández y Patricia Conde (por cierto, su inglés es aún más sospechoso que el de Ana Botella), que se reencuentran años después del mítico El informal. Si no tienes nada mejor que hacer, Killer Karaoke es tu divertimento.

 

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

09

11 2014

La publicación de comentarios está cerrada.