Sin aliento

Nacho Jiménez. Seguramente ya les hayan hablado en esta columna sobre una serie que millones de espectadores devoran semana tras semana, y sin empacharse. Sí, The Walking Dead es ya una producción de culto que no ha dejado ni un minuto de respiro desde el episodio piloto. Sus personajes enganchan –aunque más vale no encariñarse demasiado, aunque ojo, no estamos ante Juego de Tronos–, sus guiones resultan siempre frescos y sus giros argumentales provocan que quieras más y más… Resulta curioso que un servidor escriba estas palabras, ya que, hace ya unos tres años, deje de ver la serie en mitad de la segunda temporada, no aguantaba más, me parecía que estaba viendo una versión zombie de Siete en el paraíso (¿la recuerdan?). Hace un mes decidí retomarla y ya estoy al día (lo sé, soy un freak de cuidado). Resulta casi imposible hablar de The Walking Dead sin desvelar algún que otro spoiler, solo diré que esta quinta temporada, aunque todavía, en realidad, algo floja, prepara un asalto que no dejará indiferente, la llegada de un personaje clave en la novela gráfica en la que está basada, Negan. Con ganas espero el próximo episodio…

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

26

11 2014

La publicación de comentarios está cerrada.