Archivo de diciembre, 2014

Todo lo que se avecina

31

12 2014

Urko Urbieta. Año nuevo, parrilla de televisión nueva, o digamos mejor, renovada. En diciembre han finalizado series como Isabel o Velvet, al igual que programas como Adán y Eva o Viajando con Chester, pero los recambios están, como quien dice, a la vuelta de la esquina. Algunos triunfarán y otros se despedirán por la puerta de atrás. TVE estrena este viernes Hit: la canción, suerte de ‘talent show’ musical, donde cantantes consagrados intentarán convertir en éxito canciones hasta ahora desconocidas. En el terreno de la ficción, la familia Alcántara de Cuéntame vuelve con energías renovada en su 16ª temporada, con el regreso de Paquita (Ana Arias) y Nieves (Rosario Pardo) al barrio de San Genaro. Además, la Pública estrena en breve la miniserie de seis episodios, Víctor Ros, sobre un inspector de policía en el Madrid de finales del XIX. Carles Francino y Megan Montaner son los protagonistas. También el terreno de la ficción, Antena 3 apuesta de nuevo por la comedia familiar con Algo que celebrar, mientras que Telecinco estrena la ambiciosa Alatriste, basada en las novelas de Arturo Pérez-Reverte, con Aitor Luna en el papel que Viggo Mortensen interpretó en el cine.
Y si hemos dicho adiós a Gran Hermano, su versión VIP, que Telecinco no emitía desde 2005, desembarcará en breve en la parrilla de Mediaset. Ofertas, desde luego, para todos los gustos. Entonces… ¿qué vemos esta noche?

Horario infantil

30

12 2014

Neus Aguiló. A ‘Sálvame’ se le está complicando la existencia. Primero fue la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) quien amenazó con multar al programa por no respetar el horario infantil. Después fue el Observatorio de Contenidos Televisivos y Audiovisuales quien arremetió contra el espacio televisivo apoyando a la CNMC y recalcando además que la invasión de la intimidad, el morbo, la violencia verbal, la denigración y el lenguaje soez de los que hace gala el programa son claramente inadecuados para que sea emitido en horario de protección reforzada (de cinco a ocho de la tarde). Es cierto que este tipo de producto es consumido por muchísimas personas que pasan la tarde frente al televisor mientras se evaden de sus grises existencias con los chismes y lenguas viperinas de los colaboradores de Jorge Javier. Y si le quitaran ‘Sálvame’ a Telecinco, en pocos días se las ingeniaría para crear un sucedáneo de similares características (recuerden si no lo que sucedió cuando retiraron ‘Aquí hay tomate’). Pero los niños no tienen la culpa. Y no está nada mal que de vez en cuando alguien alce la voz para alertar de los estercoleros en los que se han convertido determinados programas.

Mentiras

29

12 2014

Emili Gené Vila. La Sexta se ha convertido en la cadena progre. Ahí pontifican Wyoming y Buenafuente, escudriña Jordi Évole, debaten en La Noche y atiza Ana Pastor. La cara crítica de Atresmedia y para muchos la plataforma de Podemos. La apuesta de futuro de Lara. De todo este rojerío, el programa de Ana Pastor, que el domingo pasado cerró por minivacaciones, es el más periodístico. Entrevistas, informes, datos. Periodismo de investigación, que incluye la presencia de políticos como mal menor, tratados con la misma deferencia que otra cifra cualquiera. La capacidad de hacer la esfinge parlante que siempre ha exhibido el ministro Soria estuvo a punto de quebrarse ante la batería de preguntas ajenas al desaliento que disparaba la única periodista  que se ha atrevido a entrevistar a Ahmadineyad tras habérsele caído el velo de la cabeza. Pero la mejor sección de su programa es la dedicada a contrastar algunas de las frases altisonantes de nuestros políticos. Verdad o mentira. Por ejemplo: «España es el país que más crece de la Unión Europea», machacada por la plana mayor del PP. Resultado patético. No solo mienten sino que lo hacen mal. Ana vuelve en enero, Nos divertiremos.

Lo mejor de 2014

28

12 2014

Urko Urbieta. Series, programas, especiales… despido mi columna por este año con un repaso a lo mejor (en mi opinión) que nos ha dado la caja tonta durante 2014. Operación Palace, ese falso documental sobre el 23-F que hizo creer a mucha gente que el golpe de Estado de Tejero fue una falacia. Más de cinco millones de espectadores, 256.000 comentarios en Internet y un encendido debate social. A eso se llama éxito. Masterchef ha vuelto a hacerlo. Es uno de mis espacios preferidos de 2014. A pesar de tener un casting pésimo, nos ha regalado uno de los mejores personajes televisivos del año, Vicky Pulgarín, la mallorquina ganadora del concurso.
No puedo olvidarme de Sálvame y El Objetivo, dos espacios informativos muy necesarios y ejemplo de lo que debe ser el periodismo. Y también Viajando con Chester. Por fin tenemos un programa de entrevistas decente en este país. No, El Hormiguero 3.0 no lo es. En el apartado de ficción, imposible olvidarme de la familia Alcántara y Cuéntame. Los cuernos de Antonio y la soberbia interpretación de Ana Duato marcan mi ‘año seriéfilo’. Sin olvidarme de las brillantes El Príncipe y Los Misterios de Laura. Un gran año, sin duda.

El Príncipe es Rey

27

12 2014

Gemma Marchena. Me van a perdonar pero para mí el Rey Felipe VI sigue siendo el Príncipe. Que no, que son demasiados años con el mismo título para que venga y hala, de un día para otro no sólo le nombran rey sino que encima te hace el discurso de Navidad. Por fin, debía pensar Letizia. Porque otra cosa no, pero la Princesa Letizia, perdón, la Reina Letizia es una profesional y controla mucho de cámaras, telepronters y truquitos de esos de presentador de telediario para que no te entre la risa en el momento más inadecuado. Me juego mis gafas nuevas con cuatro dioptrías de miopía que Letizia estuvo detrás de la cámara, señalando el ritmo con la mano con el que el Rey Felipe debía remarcar las frases. Ese juego de manos que se traía el nuevo monarca estaba requeteensayado. Me imagino a Letizia poniéndole ante el espejo para que su marido ensaye. Que esas son las ventajas de echarse una mujer plebeya y periodista (y aquí hago un guiño a cualquier heredero centroeuropeo, que si es necesario me divorcio para llevar el glamour a Mónaco y a donde sea). Total, que el discurso a Felipe le quedó muy bien, tan bien como esa barba hipster que se gasta ahora para hacerse mitad moderno, mitad respetable. Yo lo único que siento es que no haya cumplido con esa tradición tan española que es meterse con el cuñado. Con la miga que tiene Urdangarín y lo contenido que estuvo el Rey…

TVE 90-2015

26

12 2014

Javier J. Díaz. Aunque el programa electoral del Partido Popular no lo refleje, está claro que Ramón García va incluido en el pack ahorro, siempre, bajo todas las circunstancias. Ejemplo de ello es que de nuevo, por enésima vez, el presentador vasco, cuna de esa España de los noventa, vuelve a la casa de la tele pública, donde hace unos años parecía que estaba desahuciado, por Navidad. En Nochebuena presentó Telepasión, ese formato arcaico creado por algún iluminado para la tele navideña, que  tras haber desaparecido, volvió de entre los muertos. De hecho, lo hizo el pasado miércoles, con el susodicho Ramón y su amiga, también ya muy desahuciada de la televisión y de las revistas, Ana Obregón. Sin embargo, lo que podía haber sido una anécdota nostálgica vintage un día más de Nochebuena, se ha extrapolado también al final de fiesta. En Nochevieja, Ramón García se enfunda su capa de Conde Drácula casposo que ya llevaba en los noventa, cambia a Ana Obregón por Anne Igartiburu (otra que empezó también en los noventa), para dar las Campanadas de Fin de Año, como en los noventa. A veces, aunque parezca que ya estamos en aquel futuro que predecíamos antes del año 2000, aún seguimos en los noventa, y no en 2015.

Masterchef desea feliz Navidad

25

12 2014

Jennifer Munar. El mejor concurso de cocina de la parrilla televisiva vuelve a nuestras casas por Navidad, como el turrón. El pasado martes la cadena pública emitió un especial navideño de Masterchef que reunió a los doce concursantes más queridos de las dos primeras ediciones adultas y la infantil. La próxima semana, en la velada previa a Nochevieja, dará comienzo la segunda temporada de Masterchef Junior. En el especial de esta semana Mario, Ana Luna, Aimar, Esther, Juanma, Eva, Fabián, Maribel, Vicky, Mateo, Cristóbal y Churra (es entrañable ver a los dos mallorquines entre los concursantes considerados “más queridos por el público”) se enfrentaron, de forma individual y por parejas, a los retos impuestos por los chefs Carles Abellán, Kiko Moya y Toño Pérez. Como es costumbre, tuvieron que superar todas las pruebas bajo la atenta mirada de Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera. Para los seguidores del concurso fue todo un placer volver a reunirse con ellos, desde los espontáneos Aimar o Esther, hasta las tiernas Maribel y Churra, pasando por los tres ganadores: Mario, Juan Manuel y Vicky.

Construir/Autodestruir

24

12 2014

Nacho Jiménez. Bombazos como The Walking Dead, Breaking Bad o Mad Men, ya series de culto para los amantes de la pequeña pantalla, han catapultado en la última década al canal norteamericano AMC. Es más, se podría decir que esas series han definido su línea: calidad. Por eso, cuando aterrizó AMC España en los operadores de pago mi alegría fue máxima. Y una de sus propuestas me llamó la atención: Halt and catch fire, sobre la guerra informática que se fraguó en los años 80 entre las diferentes empresas de un sector, por aquel entonces, en auge. La premisa era buena, pero el piloto, algo flojo. No podía estar más equivocado. Entre sus ingredientes resaltan unos guiones muy inteligentes, un reparto excelente –Mackenzie Davis, la ‘rubia’ moderna, es una delicia de personaje–, giros de guión impredecibles (como la bisexualidad de su protagonista masculino, Lee Pace) y, sobre todo, ver cómo se construyeron unas máquinas que por aquel entonces eran ‘un juguete más’ y que hoy en día son imprescindibles. Los diez primeros episodios dan mucho de sí, cerca de diez horas de infarto que, sin duda, hacen de Halt and catch fire una serie a tener en cuenta.

‘Familia Política’

23

12 2014

Neus Aguiló. Jordi Évole se llevó el domingo a Pedro Sánchez a charlar con una familia barcelonesa y socialista. El secretario general del PSOE paseó por las calles de Nous Barris, un barrio tradicionalmente socialista hasta hace poco. Nada más empezar, Évole le hizo saber a Sánchez que el día de la grabación del programa se iban a producir en ese barrio doce desahucios y que su partido votó en contra de la dación en pago. Mientras el Follonero metía en apuros al guapísimo candidato, éste le respondió que se equivocaron y que era consciente de que han cometido muchos errores. La familia catalana le invitó a comer a su casa y aprovechó para recriminarle que su partido reforme la Constitución sólo cuando le interesa y sin consultar. El político socialista no se cansaba de repetir “no lo volveremos a hacer”, igual que un colegial cuando es reprendido por su maestro. Y le llovieron palos de todas partes pero tal vez el más duro fue el del padre de la familia (y militante del PSOE) cuando aseguró que las clases populares están en la miseria y que no perciben que el principal partido de la oposición sea capaz de reflotarlas. ¿Y no es eso lo que muchos pensamos?

Prim, un trabajo impecable

21

12 2014

Urko Urbieta. Sobria y con ritmo. Así es Prim, el asesinato de la calle del Turco, la TV Movie que estrenó el pasado lunes La 1 que narra el atentado que acabó con el general Juan Prim en 1870. Un trabajo impecable que mezcla las diferentes versiones sobre su muerte para crear toda una interesantísima conspiración. Prim no será la mejor serie del año, ni falta que hace, pero consigue hacer vibrar a los espectadores con las luchas políticas y tensiones sociales existentes en España que cristalizaron en la muerte del entonces presidente del Consejo de Ministros de España. La parte más positiva de la ficción es el trabajo de documentación llevado a cabo por sus guionistas a la hora de desarrollar la historia, uniendo las diferentes versiones conocidas y sin dejar espacio al sentimentalismo barato. La muerte del general en casa, por ejemplo, junto a su mujer, es rápido y seco. Sin grandes lágrimas ni ‘momentos kleenex’. En el apartado interpretativo, Francesc Orellá, como Prim, y el veterano actor mallorquín Simón Andreu destacan en un reparto en el que ninguna actuación ‘duele a los ojos’. La peor nota, para la ambientación, con un Madrid demasiado limpio y algunas barbas y pelucas que se notan claramente postizas. Para todos los interesados en la historia de España, Prim, el asesinato de la calle del Turco es una buena oferta.