De Míster, actrices y azafatas

12

12 2014

Javier J. Díaz. La octava entrega del reality ‘Adán y Eva’ ha confirmado que este tipo de programas solo sirven para lo mismo: intentar hacerse famoso. La supuesta búsqueda del amor, la supuesta cita a ciegas, la ansiada experiencia… Nada de eso existe realmente. Solo captar la atención de los medios del corazón. En el programa de esta semana un concursante debía elegir entre dos chicas. Para empezar, el concursante había sido Míster Aragón hacía unos años y solo alardeaba de haber tenido relaciones con famosas. Su primera pretendiente interpretaba un papel de excéntrica sorprendida, para llamar la atención más si cabe, denotando su gran poder de actuación delante de la cámara. Para rizar el rizo, acabó abandonando el programa al sentirse desplazada por la otra concursante, una ex azafata de Crónicas Marcianas y Chica Interviú, entre otras cosas relacionadas con la farándula del corazón. El programa concluyó con el Míster eligiendo a la Azafata por eliminación, y viendo como su Miss Interviú y futurible princesa eterna le dejaba colgado. En definitiva, un espectáculo digno, personajes que solo buscan llamar la atención e ir de plató en plató. Esperemos que no suceda.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.