El Príncipe es Rey

Gemma Marchena. Me van a perdonar pero para mí el Rey Felipe VI sigue siendo el Príncipe. Que no, que son demasiados años con el mismo título para que venga y hala, de un día para otro no sólo le nombran rey sino que encima te hace el discurso de Navidad. Por fin, debía pensar Letizia. Porque otra cosa no, pero la Princesa Letizia, perdón, la Reina Letizia es una profesional y controla mucho de cámaras, telepronters y truquitos de esos de presentador de telediario para que no te entre la risa en el momento más inadecuado. Me juego mis gafas nuevas con cuatro dioptrías de miopía que Letizia estuvo detrás de la cámara, señalando el ritmo con la mano con el que el Rey Felipe debía remarcar las frases. Ese juego de manos que se traía el nuevo monarca estaba requeteensayado. Me imagino a Letizia poniéndole ante el espejo para que su marido ensaye. Que esas son las ventajas de echarse una mujer plebeya y periodista (y aquí hago un guiño a cualquier heredero centroeuropeo, que si es necesario me divorcio para llevar el glamour a Mónaco y a donde sea). Total, que el discurso a Felipe le quedó muy bien, tan bien como esa barba hipster que se gasta ahora para hacerse mitad moderno, mitad respetable. Yo lo único que siento es que no haya cumplido con esa tradición tan española que es meterse con el cuñado. Con la miga que tiene Urdangarín y lo contenido que estuvo el Rey…

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

27

12 2014

La publicación de comentarios está cerrada.