2015: una odisea de incultos

Javier Jiménez. Los años pasan y hay cosas que nunca cambian. Algunas de esas cosas, trágicas, suceden en la televisión. Hace apenas dos días que empezó 2015 y algo sigue igual, sin cambiar. No es Sálvame, no es Gran Hermano, no es El Hormiguero… Es Mujeres y Hombres y Viceversa, uno de los programas más absurdos de la televisión, que no hay forma de erradicar. El programa lleva ya seis años y medio mostrando una realidad de la juventud española cegada por el afán de ser famoso, cumplir con ciertos cánones de la belleza y no prestarle atención a la cultura. Valores que ensalza en cada uno de sus programas ante los incrédulos ojos de su presentadora, Emma García, que desde que se puso al  frente de este proyecto solo piensa en su nómina a final de mes, única razón por la que imagino no se mete a monja avergonzada de los últimos años de su carrera profesional. El espacio es otro ejemplo más, pésimo, de una televisión privada en España, incapaz de generar un contenido de calidad, y a la vez, interesante, que sea capaz de atraer a una audiencia y enseñarle algo que no tenga connotaciones sociológicamente negativas. El mensaje ‘no trabajes, no estudies, ve a la televisión y cuenta con quién te acuestas, porque así ganarás dinero’ es, a fecha de 2015, todavía un reclamo para muchos jóvenes. Algún año debería dejar de serlo. Algún año MYHYV debería dejar de existir.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

02

01 2015

La publicación de comentarios está cerrada.