Archivo de enero, 2015

A la hoguera con ‘Alatriste’

11

01 2015

Urko Urbieta. Vestuario de baratillo, decorados cartón-piedra, iluminación equivocada, actores mal doblados, presentación de personajes que brillaba por su ausencia… Ni siete minutos tardé en confirmar que Alatriste es un DESASTRE a todos los niveles. Añadan también el adjetivo infumable. Flaco favor hace esta serie a la excelente saga de aventuras de Arturo Pérez-Reverte. Incluso me ha hecho recordar con afecto la versión cinematográfica de 2006, protagonizada por Viggo Mortesen.
Normal que haya estado un año guardada en un cajón. Y es que en Telecinco nadie sabía qué hacer con esta ambiciosa serie, rodada en Budapest con un coste de diez millones de euros. Sólo un apunte: 500.000 euros menos costaron en conjunto las dos últimas temporadas de Isabel. Y la serie histórica de La 1 ya finalizada le da mil vueltas en todos sus aspectos técnicos: decoración, vestuario, fotografía, dirección… ¿Nadie se dio cuenta de que ese burdel con flores de plástico era vergonzoso?
En el apartado interpretativo, los niños que dan vida a Iñigo de Balboa y Angélica de Alquézar no podían estar peor seleccionados. Por no hablar de la ucraniana Natasha Yarovenko dando vida a la muy castiza María de Castro: su acento y su pésima interpretación hacen el resto. Una pena que el esfuerzo del actor Aitor Luna (Diego Alatriste), lo único salvable de la serie, no sirva para nada. ¡A la hoguera con Alatriste!

Alberto Isla, ese hombre

10

01 2015

Gemma Marchena. Atención, ¡paren rotativas! ¡Alberto Isla y Techi se han separado! Es más, ayer noche el muchacho contó todo todo todo en Sálvame Deluxe, justo después de la intervención de Malala, la premio Nobel de la Paz. Y ustedes se preguntarán: «¿Pero es que Isla y Techi se habían casado?». Otros incluso más despistados, no tendrán ni idea de quienes son. Alberto Isla dejó embarazada a Isabel Pantoja hija, que la madre ya no está para estos trotes. Pantoja madre le decía a Pantoja hija que dejara al chico que la cosa acabaría mal. Y todos sabemos que las madres tienen razón. Techi, a su vez, fue una de las novias de Kiko Rivera Pantoja y su mayor mérito académico es haber sido portada de Interviu sin salir borrosa. También rompieron y he aquí que Techi y Alberto se liaron entre ellos, un lío entre cuñados que daría para una cena de Nochebuena muy jugosa. De ahí al altar, en cosa de un mes y pico, con intento de vender exclusiva mediante. Pero ay, que nadie quería saber nada de ellos e incluso los invitados avisaban el mismo día que no iban al convite, que no está la cosa para dar regalo. Ahora, 21 días después del desastroso enlace se han separado. ¿Alguien se extrañaba? Es más, ¿a alguien le interesa?

‘Cultural reporter’

09

01 2015

Javier J. Díaz. Siempre hay reporteros, periodistas y presentadores que saben poner un poco más en la pantalla que el resto. Son capaces de aislarse de muchos factores sociales y políticos para hacer su verdadero papel, el de transmisor de mensajes para el telespectador, más allá de buscar otros protagonismos y siempre sin renunciar a la independencia que debe tener este tipo de profesional, aunque no se cumpla casi nunca. Suele haberlos, siempre más a la izquierda que a la derecha, en la televisión nacional. Fran Llorente, Carlos del Amor, Almudena Ariza, María Oña o Àngels Barceló son o han sido son algunos de los reporteros que conectan con el público, siempre, bajo todas las circunstancias. Si concretamos más en la televisión local o regional, no existen tantos nombres, pero si se puede rescatar alguno capaz de impregnar con su marca al telespectador balear. Es el caso de Jordi Julià, un clásico en la pantalla de IB3 desde sus inicios. Jordi ha sabido afianzarse gracias a su peculiar y cercano estilo, que siempre da más confianza al espectador, trayendo con ímpetu y sencillez las noticias de cultura, esas que tan poco espacio ocupan, por desgracia, en la parrilla de informativos. Julià ha hecho de las noticias culturales su fortín durante estos últimos años creando una marca que muy pocos tienen de los que aún quedan. Ver a Jordi Julià en IB3 es sinónimo de ver cultura. Sus responsables deben felicitarse por la apuesta e intentar clonar la fórmula.

‘El mentalista’, un despropósito

08

01 2015

Jennifer Munar. El mentalista se enfrenta, por primera vez en siete años, a toda una temporada sin la presencia del que ha sido su némesis: John el Rojo. Gracias a su incomprensible éxito, la séptima temporada se emitirá en abierto tan solo cuatro días después de hacerlo en la televisión de pago. El ansia de la audiencia por ver los episodios de El mentalista me resulta sorprendente. ¿Hay, dejando de lado el atractivo físico del protagonista, algo realmente destacable en esta serie? A lo largo de seis temporadas ha basado su día a día en un continuo cliffhanger. Con él, atrapaba a unos espectadores esclavos del ¿qué pasará en el siguiente episodio? Para más inri, cuando al fin visionabas el desenlace de la trama, no valía la pena. Más de un centenar de capítulos se han desperdiciado con engaños acerca de la identidad, paradero y muerte de John el Rojo. En la séptima temporada, los guionistas deleitaran a los valientes que sigan resistiendo con una retahíla de momentos tiernos entre Patrick Jane y Theresa Lisbon, quienes por fin han empezado a salir juntos. Lo suplico, detengan este despropósito. Digan no a El mentalista.

La fórmula de las campanadas

07

01 2015

Guillermo Esteban. La gracia de ver las campanadas, como sucede en el fútbol, reside en seleccionar a tus jugadores favoritos. Construir una alineación para adentrarse en el Año Nuevo. Los factores que determinan la elección de los canales y en consecuencia a sus presentadores, ¿dónde radican? ¿En la profesionalidad?, ¿en el atractivo físico?, ¿en la tradición?, ¿en la fidelidad hacia una cadena?Son varias preguntas complejas de responder. Venció TVE, con Ramón García, su capa y Anne Igartiburu, obteniendo un 45 % de la audiencia, que equivale a 6.531.000 personas. El dúo se antepuso a Telecinco y La Sexta, en cuya alineación figuraban ‘jugadores’ menos veteranos, pero con empaque. Ya sea por currículum (Frank Blanco, Carlos Sobera), por belleza (Anna Simón)o por lucir un vestido con transparencias (Cristina Pedroche). La cuestión es que el tándem que planteó TVE dribló al rival. Por la izquierda y por la derecha, sin mucho esfuerzo, logrando 436.000 televidentes más que en la temporada anterior. La Sexta captó la atención de 1.395.000 espectadores y Antena 3 1.212.000. ¿Por qué el público prefiere a Igartiburu y García al resto?¿Cuál es la fórmula de las campanadas?

Dibujos animados

06

01 2015

Neus Aguiló. Mi empacho de estas Navidades no ha sido de turrón ni de comidas copiosas. Como tengo niños en casa, el empacho ha sido de dibujos animados, especialmente los de  ‘Peppa Pig’. Cada año sucede lo mismo: por más que lo intento, no puedo escapar a la serie creada por Neville Astley y Mark Baker. Antes de todo, hay que reconocer que son dibujos bien hechos y que inculcan valores a los más pequeños. Pero es que el perro Dani, la liebre Rebecca, la oveja Susi, la zebra Zoe, madamme Gazelle y la propia Peppa no me han perdonado ni un solo día: los incansables amigos de la cerdita más querida por los niños no han parado de subir y bajar colinas, de hacer competiciones de triciclos, de montar en tren o de deslizarse por los toboganes de los parques. Y claro, cuando a Clan se le acaban los episodios, emite reposiciones. Prácticamente me los sé de memoria en castellano, por lo que he optado por verlos en versión original (así pongo al día mi inglés, aunque sea en su versión más elemental). No es que esté deseando volver al trabajo, pero lo vislumbro como la única opción que me permitirá librarme de la familia Pig.

Etiquetas: ,

Un muerto en mi tele

05

01 2015

Emili Gené Vila. Nos escandalizamos por los tantos casos de corrupción pero seguimos votando a los partidos que la practican. Nos escandalizamos por los ‘realities’ que prostituyen la dignidad pero seguimos sintonizando los programas que juegan a esto. Sempiterna dualidad. ¿Será que las miserias se retroalimentan? O que nos fascina la imagen proyectada en cualquier pantalla. Compulsión de ‘voyeur’. Robar la intimidad o vender la propia. El concursante de Pasapalabra fallecido de un infarto unos días antes de la emisión del programa especial de fin de año apareció finalmente en las teles de toda España. Gracias a Telecinco pero con el permiso de los familiares. Sempiterna dualidad: ¿morbo u homenaje póstumo? Da igual, la clave está en otra parte. En el público, en los televidentes que aceptaron o buscaron la propuesta y se sentaron a contemplar el concursante virtual. No habría sálvames sin millones de telespectadores enganchados al marujeo para adultos (sic). Libertad de mercado, escaparate de una democracia reconvertida en espectáculo. ¿Veremos ‘Los juegos del hambre’ cuando lo emitan?

Etiquetas: ,

‘Surviving Christmas’

04

01 2015

Urko Urbieta. Casi podemos decir en voz alta, a falta del día de Reyes, que hemos sobrevivido a la Navidad. Eso sí, las secuelas posfiestas pasan por llevar algún kilo de más encima. En televisión, durante las fiestas, siempre se apuesta por cine y programas familiares. Y hasta en eso las cadenas se especializan. Por ejemplo, Cuatro se ha convertido en la cadena ‘nostalgia’: Willow, Big, Regreso al Futuro o clásicos Disney como La Cenicienta o Buscando a Nemo han sido las estrellas de estas fiestas. Muy a favor, aunque he echado en falta Los Goonies o Gremlins para hacerme feliz del todo. La 1 emitió en Nochebuena un especial con Joan Manuel Serrat, criticado porque se atrevió a cantar en catalán. ¿En serio algo así es polémico? Mejor hubiera sido que alguien criticara esa gala protagonizada por David Bustamente. Que eso sí que es denunciable. Telecinco, en su línea, continúa con la pesadilla casposa: especiales de La Noche en Paz, en Nochebuena y Nochevieja, y de Hay una cosa que te quiero decir, el 25 y el 1 de enero. A mí no  se me ocurre peor plan que ese. Mientras, Antena 3 sólo destaca por tener buen ojo a la hora de programar cine, con El Hobbit y el remake de Karate Kid –desde aquí recomiendo encarecidamente ver la versión original de 1984–. Mención especial para Cristina Pedroche durante las uvas en La Sexta: lució un vestido inenarrable para esconder su nula capacidad para el directo. ¡Ole tú!

Una chaquetina por si refresca

03

01 2015

Gemma Marchena. He empezado 2015 indignada. No tanto como los andaluces que se comieron cuatro uvas con Canal Sur. Pero cuatro uvas de verdad, uno, dos, tres y cuatro, porque los que estaban al mando de los botones se hicieron un lío y metieron anuncios en plenas campanadas. A lo que iba, estoy indignada con los vestidos de las presentadoras de las uvas. Yo, que soy una clásica, estaba en La1 viendo a Ramón García, con su capa y su traje y su pajarita, abrigado de arriba a abajo. Seguro incluso que llevaba una camiseta interior de borreguito para que no notase las gélidas temperaturas de Madrid. ¿Qué llevaba Anne Igartiburu? Un ligerísimo vestido con magas transparentes que, de verdad, la ciencia aún no ha demostrado que la gasa traslúcida sea abrigada. En la vida. Y Madrid no es Canarias. ¿Qué llevaba Cristina Pedroche? Un picardías. Me recordaba a las jamonas de las películas de Esteso, que siempre tenían a mujeres semidesnudas corriendo por pasillos de hotel. A ver, que cada una lleve lo que quiera. Pero lo que no me parece bien es que ellas se pelen de frío mientras ellos van calentitos. Y si no, póngase el lector ahora mismo en ropa interior con la ventana abierta un cuarto de hora y me cuente como se le quedan las meninges. No sé si proponer para 2016 un presentador semi en cueros o una chica con abrigo de plumas.

2015: una odisea de incultos

02

01 2015

Javier Jiménez. Los años pasan y hay cosas que nunca cambian. Algunas de esas cosas, trágicas, suceden en la televisión. Hace apenas dos días que empezó 2015 y algo sigue igual, sin cambiar. No es Sálvame, no es Gran Hermano, no es El Hormiguero… Es Mujeres y Hombres y Viceversa, uno de los programas más absurdos de la televisión, que no hay forma de erradicar. El programa lleva ya seis años y medio mostrando una realidad de la juventud española cegada por el afán de ser famoso, cumplir con ciertos cánones de la belleza y no prestarle atención a la cultura. Valores que ensalza en cada uno de sus programas ante los incrédulos ojos de su presentadora, Emma García, que desde que se puso al  frente de este proyecto solo piensa en su nómina a final de mes, única razón por la que imagino no se mete a monja avergonzada de los últimos años de su carrera profesional. El espacio es otro ejemplo más, pésimo, de una televisión privada en España, incapaz de generar un contenido de calidad, y a la vez, interesante, que sea capaz de atraer a una audiencia y enseñarle algo que no tenga connotaciones sociológicamente negativas. El mensaje ‘no trabajes, no estudies, ve a la televisión y cuenta con quién te acuestas, porque así ganarás dinero’ es, a fecha de 2015, todavía un reclamo para muchos jóvenes. Algún año debería dejar de serlo. Algún año MYHYV debería dejar de existir.