Un muerto en mi tele

05

01 2015

Emili Gené Vila. Nos escandalizamos por los tantos casos de corrupción pero seguimos votando a los partidos que la practican. Nos escandalizamos por los ‘realities’ que prostituyen la dignidad pero seguimos sintonizando los programas que juegan a esto. Sempiterna dualidad. ¿Será que las miserias se retroalimentan? O que nos fascina la imagen proyectada en cualquier pantalla. Compulsión de ‘voyeur’. Robar la intimidad o vender la propia. El concursante de Pasapalabra fallecido de un infarto unos días antes de la emisión del programa especial de fin de año apareció finalmente en las teles de toda España. Gracias a Telecinco pero con el permiso de los familiares. Sempiterna dualidad: ¿morbo u homenaje póstumo? Da igual, la clave está en otra parte. En el público, en los televidentes que aceptaron o buscaron la propuesta y se sentaron a contemplar el concursante virtual. No habría sálvames sin millones de telespectadores enganchados al marujeo para adultos (sic). Libertad de mercado, escaparate de una democracia reconvertida en espectáculo. ¿Veremos ‘Los juegos del hambre’ cuando lo emitan?

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.