Alfombras y presentadores

Miguel Soler. Bienvenidos nuestros imitadores por que de ellos serán nuestros defectos. Algo así deben comentar en Hollywood cada vez que se habla de la organización de otros premios de cine. La diferencia, sin embargo, radica en el glamour y el buen gusto. Durante la pasada edición de los Premios Goya, que ha logrado la mayor audiencia de los últimos años, observamos sensibles mejoras, empezando por el presentador y algunos momentos brillantes y reivindicativos, como la versión de la canción Resistiré entonada por un numeroso grupo de conocidos actores emulando el acto final del musical Los Miserables. El próximo domingo en el Teatro Dolby, en el centro de Los Ángeles, y con capacidad para 3.332 espectadores, una deslumbrante pléyade de famosos desfilarán por su roja alfombra –azul o rosa en otros lugares, pero alfombra al fin– para después asistir a la ceremonia en la que este año un nuevo presentador, el actor Neal Patrick Harris asumirá el rol que estrenó en 1929 el actor Douglas Fairbanks. Y, de nuevo, los espectadores serán castigados con largas letanías de agradecimientos que es la parte aburrida del acto y que ni siquiera los Oscar han sabido soslayar.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

19

02 2015

La publicación de comentarios está cerrada.