Cao de Benós, ese hombre

Gemma Marchena. Reconozco que me fascina Alejandro Cao de Benós. El representante español de Corea del Norte tiene la valentía (o la caradura) de proclamar allá donde le llamen las bondades del régimen de Kim Jong-Un. Lo cierto es que hay que reconocerle el aguante de ir al programa de Susana Griso y, junto a sus seis colaboradores, aguantar el chaparrón y mantener que el régimen norcoreano era un paraíso. Cao de Benós estaba indignado con el reportaje que previamente había emitido Antena 3, con Jalís de la Serna, en la que ejercía de peculiar guía de viajes por el país. El resultado emitido en el programa ‘En tierra hostil’ no le gustó, al que tildó de “burda manipulación”. Cierto es que los colaboradores e incluso Griso se lanzaron a su cuello como fieras, pero cuesta mucho, mucho, muchísimo aguantar los argumentos de este tipo. No puedo evitar pensar en la papada del amado líder Kim Jong-Un cuando en su país, entre 1995 y 1999, murieron hasta dos millones de personas de hambre. Cuando el 60 por ciento de los niños menores de siete años están atrofiados física o mentalmente por la desnutrición. Cuando huidos del país hablan de canibalismo, campos de concentración al estilo nazi o abortos provocados a disidentes… La lista de crímenes contra los norcoreanos es larga y al pensar en Cao de Benós, sólo me salen insultos.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

14

02 2015

La publicación de comentarios está cerrada.