Todo es normal

Gemma Marchena. Modern family (en Fox) parece un culebrón a la americana de una familia, sino disfuncional, desde luego enrevesada. El padre, señor mayor, tiene dos hijos. La hija está casada y tiene tres hijos (la guapa, la empollona y un chaval despistado). Hasta ahí lo normal. Su otro hijo es gay y no sólo eso, sino que está casado, aprovechando la apertura legislativa en ciertos estados de Norteamérica. Y encima han adoptado una niña de origen oriental. El señor mayor, además, está casado en segundas nupcias con una neumática colombiana, Sofía Vergara, que sólo por su marcado acento merece la pena ver la serie en versión original. Tienen en común un niño pequeño y ella aporta a Mani, un adolescente precoz con sobrepeso. Ese batiburrillo genealógico de hermanastros, madrastras, ‘yernastros’, maridos con maridos, peras con manzanas, manzanas con manzanas y todo tipo de macedonias catódicas… Todo eso es nuestro día a día. La televisión atonta pero también abre ventanas y puertas. Normaliza situaciones que para algunos podrían ser chocantes. Todavía me acuerdo de Aquí no hay quien viva, emitida allá por los ‘dos miles’ y la pareja de Mauri y Fernando se colaba en las casas más tradicionales el matrimonio homosexual. Una forma estupenda de abrir mentes.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

21

02 2015

La publicación de comentarios está cerrada.