Finales agridulces

Jennifer Munar. Es ley de vida, y para que cada año podamos engancharnos a series nuevas, otras deben terminar y dejarles su hueco en la parrilla. Este año será especialmente duro personalmente, pues habrá que despedir a Parks & Recreation, Mad Men y Glee. La primera, de hecho, ya ha terminado, mientras que las otras dos están en la recta final. Aunque diferentes, las tres series tienen algo en común: su originalidad. Parks & Recreation fue el destino de Amy Poehler (mejor humorista viva junto a Tina Fey) tras su salida de Saturday Night Live. La serie tiene el que quizá sea uno de los mejores repartos en comedia de la actualidad, además de unos guiones hilarantes y, la mayoría de las veces, muy tiernos. Glee, por su parte, fue una oda a los marginados desde su primer episodio. Aunque ha tenido sus altibajos, la ficción musical nunca ha llegado a renunciar a esa chispa que la hizo grande en su primera temporada. Mad Men, por último, es la serie más elegante que jamás se ha emitido en la televisión. Y eso es decir mucho. Con sus marchas, la televisión se queda sin parte importante de su creatividad pero, ¿quién sabe lo que hay a la vuelta de la esquina?

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

05

03 2015

La publicación de comentarios está cerrada.