Música, poder y mal gusto

Urko Urbieta. Sí, son tres de los ingredientes de la serie de moda en USA, Empire, que el miércoles finalizó temporada con unas audiencias de locura. Durante once semanas ha aumentado sus espectadores a un ritmo endiablado. Es más, habría que remontarse 23 años atrás para encontrar un fenómeno parecido. La serie, cuyo último capítulo fue seguido por más de 14 millones de espectadores, cuenta la historia de Lucius Lyon, un magnate de la industria musical que, tras diagnosticarle una grave enfermedad, ve como sus tres hijos luchan por hacerse con el control de su sello discográfico, al mismo tiempo que su exmujer, Cookie, sale de prisión con ganas de pelea. Lo que más llama la atención de Empire son los nombres que hay detrás de este culebrón, al estilo de Dinastía o Falcon Crest, pero con gente de color. Lee Daniels, responsable de la oscarizada Precious o El mayordomo, en la dirección; y Terrence Howard (nominado a un Oscar por Hustle & Flow) y la increíble Taraji P. Henson (nominada por El curioso caso de Benjamin Button) como protagonistas. Ésta, como Cookie Lyon, es la auténtica estrella robaescenas de la serie: hortera hasta la médula y mala con ganas, dispuesta a manipular a sus hijos a su antojo. Una digna heredera de Angela Channing. ¿Es una serie para recomendar a tu madre? Pues no, que aquí se practican felaciones. Eso sí, después de ponerse un babero, que la chiquilla ya estaba ‘arreglada’. Muy fan.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

22

03 2015

La publicación de comentarios está cerrada.