El rey de la patata

Jennifer Munar. Apenas ha pasado un día desde el traumático momento en el que Alberto presentó una patata cruda con dos ojos y bigotillos a los jueces de Masterchef. «León come-gambas», la llamó. Y se quedó tan ancho. Los que tuvieran puesta TVE la noche del martes saben de lo que les estoy hablando, y probablemente ya tengan la fecha marcada en sus calendarios como «el mejor día de la televisión de 2015». No es para menos. Alberto es un joven estudiante de medicina cuyo verdadero sueño es ser cocinero. Era. Hasta el martes. El jurado de Masterchef hizo añicos todas sus aspiraciones cuando lo expulsó del concurso de la forma más humillante posible, llegando incluso a hacerle llorar de vergüenza. La semana pasada comenté que esta edición prometía ser mucho más cruel que las anteriores, pero jamás pensé que llegaría a estos extremos. Porque sí, no hay ser humano que pueda negar haberse tronchado de risa al ver la cantidad de memes que salieron en las redes sociales a raíz del «León come-gambas», pero esas no eran las formas. Vamos, que el plato ya causaba suficientes carcajadas por sí solo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

16

04 2015

La publicación de comentarios está cerrada.