En busca del éxito perdido

26

04 2015

Urko Urbieta. Seis Hermanas es un serie diaria muy digna: bien dirigida, con un reparto más que competente (y de postín) y una ambientación, fotografía y vestuario cuidadísimos. Es decir, la marca de fábrica de Bambú, productora de Gran Hotel y Velvet, entre otros éxitos. En el lado negativo, la serie no innova, es más, recicla actores, ideas y decorados de muchas de sus otras creaciones. Además, intentando huir del dramatismo exacerbado del que pecan muchas series del género, el detonante de este folletín, la muerte del padre de las hermanas Silva, ha quedado un tanto light, a pesar de las consecuencias para las protagonistas, que tendrán que engañar a todo el mundo para conservar su patrimonio. Por ejemplo, la situación que hace huir a la protagonista de Acacias 38 a la ciudad, resulta mucho más tensa y dramática. Y que quede claro, el primer episodio de ésta es muy inferior al de Seis Hermanas.
En el apartado interpretativo, ninguna de las actrices desentona, lo que es un logro; aunque de todas las hermanas, destaca sin duda Celia Freijeiro, que interpreta a la mayor de las Silva, una actriz que nunca ha encontrado el papel que la encumbrara.
Seis Hermanas es una serie muy bien hecha, a la que le falta encontrar su sitio, y un malo en condiciones, a pesar de tener a Kity Manver soltando dardos envenenados. Puede que TVE no haya dado con el éxito que esperaba, pero al menos es un buen producto.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.