Ministéricos

13

04 2015

Emili Gené Vila. Por fin una serie española. Ya saben: que no sea costumbrista o ejemplarizante, que no tenga que ver con la guerra civil o la picaresca actual. En fin, que no parezca española. ‘El ministerio del tiempo’ genera buenas críticas, mientras que ‘Allí abajo’ captura audiencias gracias al efecto boomerang de ‘Ocho apellidos vascos’ y ‘Carmina o revienta’. El argumento es casi lo de menos (¿cuántos viajes en el tiempo no habremos visto, sin contar ‘Interestellar?), el secreto de su éxito está en la producción y en el marketing. Un producto cuidado que por fin ha sido mimado en las redes. ¿Recuerdan lo que pasó con ‘Lost’? La serie de TVE ha sido pilotada en Internet por manos expertas y en poco tiempo la han convertido en objeto de culto. Por fin un ‘community manager’ que trabaja desde dentro (como tiene que ser) y no vende humo. Foros, tuits. Toda una religión (los ministéricos) que convierte la serie en fetiche. Naveguen por la página de la serie en RTVE.es. Por fin una web moderna y ambiciosa que no se conforma con ser escaparate sino plataforma de encuentro, invitación atractiva, auténtico transmedia. Otra cosa es la contraprogramación de las cadenas: horarios que bailan. Nos queda Internet.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.