Quién te ha visto y quién te ve

Gemma Marchena. Se han cumplido quince años de la entrada en la casa de Guadalix, donde una docena de concursantes no lo sabía, pero iba a hacer historia catódica. Tres lustros desde que Ismael, Iván, Ania, Nacho o Vanesa entraron a ciegos y ahítos de emoción.  Cómo estábamos todos esa noche, reunidos ante la televisión, maridando la primera entrega de Gran Hermano con una pizza. El lema de esa primera edición fue ‘Bienvenidos a la vida en directo’ y no pudo ser más acertado. Fue el año en que Jorge Berrocal lloraba por las esquinas, mientras su enamorada, María José Galera, entraba en la historia como la primera expulsada del concurso de telerrealidad. Éramos vírgenes de nominaciones y expulsiones, de triquiñuelas de la organización del programa. Telecinco salía de las Mama Chicho y digievolucionaba a un canal temático de telerrealidad. Éramos jóvenes y lozanos y mirábamos el programa fascinados. Ahora, quince años después, somos más viejos y resabiados y Gran Hermano sigue sin dar muestras de cansancio. La España de hace quince años era la de la Champions League económica. Ahora intentamos tirar para adelante, que ya es mucho, azotados por la crisis y la cutrez de Guadalix, convertida en una forma de vida y una profesión. Y me pregunto lo mismo que Berrocal: ¿Quién nos ha puesto la pierna encima para que no levantemos cabeza?

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

25

04 2015

La publicación de comentarios está cerrada.