Televisor apagado

21

04 2015

Neus Aguiló. Aestas alturas todos conocemos los contenidos de ‘Sálvame’. Pero si el programa agota los temas recurre al formato circo. Hemos visto a algún colaborador encerrado en una jaula en medio del plató y otros incluso han acudido al retrete con las cámaras detrás. La última ocurrencia es que los espectadores elijan qué colaborador prefieren que se meta en un charco de barro. Eso sucedió el mismo día que se llevaron a Miami a un desquiciado Víctor Sandoval a recoger sus pertenencias tras el divorcio de su marido. El tal Sandoval -que el pobre no está en sus cabales- echaba unas lagrimitas ante las cámaras desde el otro lado del Atlántico. Al mismo tiempo, sus compañeros se mofaban de él en los estudios de Madrid. ¿Con qué finalidad? ¿Qué necesidad hay de humillar al prójimo? Los defensores de ‘Sálvame’ aseguran que la gente sigue el programa porque le gusta y que nadie está obligado a verlo. Estaría de acuerdo si hubiera una amplia variedad de alternativas televisivas de calidad. Pero no las hay. Y este tipo de programas contribuyen a idiotizar al espectador de una manera perversa. A según qué horas de la tarde, se está mejor con el televisor apagado.

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.