Un mes, ¿para el ridículo?

Javier J. Díaz. Falta un mes para Eurovisión y todo indica que este año toca un nuevo ridículo. La ‘extriunfita’ Edurne cantará Amanecer en Viena y pondrá en evidencia una mala promoción y una canción poco disruptiva, lo que se traducirá en una ausencia total de puntos. Este es el panorama que se intuye después de que la canción no convenza a nadie, por falta de fuerza y por su sosa mezcla de demasiados estilos. Para echarse más tierra encima, la casa discográfica canceló su participación en el ‘Eurovisión In Concert’ de la semana pasada, el evento de promoción más importante, que se celebra antes del gran festival. El año pasado, Ruth Lorenzo acudió a este evento y acabó catapultándose a la décima posición en Eurovisión, haciendo una actuación estelar, y recibiendo puntos de países que normalmente no nos votan. En 2013, El Sueño de Morfeo ni se molestó en aparecer en este evento y así les fue, en el puesto 25 de 26. Ridículo espantoso del grupo tras un 2012 donde Pastora Soler, que sí acudió al certamen de Amsterdam, quedó 10ª realizando una de las mejores actuaciones ese año junto a la ganadora, Loreen y su Euphoria. Edurne no deja de sonreír y de hacer gallos en los directos previos, y los arreglos de la canción apenas se notan. En un mes me comeré mis palabras, o las volveré a escribir, pero empiezan a oler estos dedazos de RTVE.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

24

04 2015

La publicación de comentarios está cerrada.