El perfecto colofón final

Urko Urbieta. La familia Alcántara despidió el jueves su 16ª temporada con una media del 16,1 % de cuota de pantalla y algo más de tres millones de espectadores, lo que la convierte en la temporada menos vista en la historia de Cuéntame. ¿Por qué? Desde luego el desmedido éxito de GH VIP3 y Supervivientes no le ha ayudado, al igual que adelantar su horario a las 22 horas. Pero una clave importante del bajón pasa por la irregular temporada que se ha marcado la serie, como ya les comenté hace unas semanas. Eso sí, un dato positivo, el capítulo final remontó el vuelo en audiencia, con un 18 % de share. Muy merecido porque es el mejor episodio de esta temporada y, en mi opinión, uno de los mejores de toda la serie.  La noche no es para mí nos traslada hasta el 17 de diciembre de 1983 con la recreación del trágico incendio de la discoteca Alcalá 20 de Madrid, donde fallecieron 82 personas; un suceso que no conocía –tenía tres años en ese época–. Una hora y 20 minutos de episodio que me dejaron con los pelos de punta, los nervios a flor de piel y unas cuantas lágrimas en los ojos viendo a Carlitos, Josete y Karina atrapados como ratas en ese infierno. Un capítulo perfecto en cuanto a guión, dirección, documentación y trabajo de los actores, porque Ricardo Gómez cada vez es mejor intérprete. Cuando una serie logra emocionarte como lo hizo conmigo, es cuando entiendes por qué vale tanto.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

24

05 2015

La publicación de comentarios está cerrada.